Ir a páginia principal Contáctenos Búsqueda por temas
CREACION DEL INSTITUTO MUNICIPAL DE TRANSITO: ALGUNOS SE PREOCUPAN EN COMO RECAUDAR MAS, NOSOSTROS ADEMAS NOS PREOCUPANMOS COMO GASTAR MEJOR Y MEJORAR LAS HERRAMIENTAS DE GESTION .
VER PROYECTO DE ORDENANZA
El Presupuesto Municipal ha crecido entre el año 2004 y 2005 el 40%. Los ingresos propios, representan casi un 30% de la actual estimación presupuestaria. Es decir, que si bien reconocemos que se deben ejecutar políticas para mejorar la recaudación propia, debemos establecer además mecanismos para que la globalidad de los ingresos vuelvan de manera transparente a la ciudad y sus vecinos.

En todo caso en nuestra ciudad, todos sabemos quienes pagan y quienes no pagan sus impuestos. Se podrá decir que no sobran recursos para detectar evasiones de índole constructivas o nuevos emprendimientos comerciales. Se podrá entender la necesidad de optimizar estructuras obsoletas, pero para esto evidentemente no necesariamente se debe convocar a una empresa Privada.

Nadie puede negar ni oponerse a la modernización de las estructuras administrativas del Estado. Las herramientas de administración y gestión constituyen elementos dinámicos que deben ser incorporados para lograr mayor eficacia en el logro de prestación de servicios, recaudación y control. La técnica de gestión entonces, la incorporación de tecnología adecuada, de capacitación, no merece en ningún sector político ni ciudadano oposición alguna, sino por el contrario, su apoyo.

Pero lo volvemos a decir. Los Recursos Tributarios de Origen Municipal, según el Presupuesto 2005 son de $53.491.533, mientras que el Total de los Recursos, $143.526.320. Es decir que los "Tributarios" son sólo algo más de la tercera parte de los ingresos totales.

La actual estructura tributaria municipal, consta de las tasas básicas con que cuentan la generalidad de los municipios, es decir es simple, y la eficacia en su recaudación debería ser también eficaz. Simplemente la complementación de información con Organismos tanto provinciales como nacionales permitiría constatar los datos sobre las bases imponibles declaradas para la liquidación de, por ejemplo, la tasa de derecho de registro e inspección o la tasa general de inmuebles.

Sin dudas el aumento de la recaudación es un objetivo de la administración que no debe ser soslayado. Sin recursos no hay gastos, no hay Estado. El problema es de cómo se detraen los impuestos de los ciudadanos, a que precio, y cuáles son las prestaciones en materia de servicios públicos que se brindan a cambio.

No se descubre nada nuevo si se propone por ejemplo en el terreno de la tecnología informática, redes tales que permitan conectar en tiempo real a todas las dependencias municipales. En la provincia de Santa Fe se desarrolló el SIPAF (Sistema Provincial de Administración Financiera), que merece el reconocimiento de muchas provincias de la Argentina, y fue desarrollado por ingenieros de la provincia. No fue necesario salir a contratar empresas privadas para su desarrollo, y los resultados fueron exitosos.

Nuestra ciudad depende en gran medida de la coparticipación y subsidios, tanto provincial como nacional. Pero contrariamente es la administración de la "recaudación" lo que se propone descentralizar, cuando a nivel municipal el problema fundamental debería ser optimizar y transparentar la administración de las erogaciones.

Ante esa situación, es prioritario, salir de un Estado de emergencia actualmente injustificado que imposibilita la asignación plena de recursos a las cuentas especiales (Fondo de Obras Públicas, Fondo de Emergencia Social, Fondo de Alumbrado Público), donde el Ejecutivo continúa invirtiendo los recursos desconociendo la voluntad política e institucional del Concejo Municipal y sin la mínima participación ciudadana, o producto de algún tipo de consenso.

EL TRANSITO EN LA CIUDAD: Un ejemplo concreto

Este último tiempo, se ha recrudecido la discusión sobre el tema del tránsito en la ciudad. Una Dirección de tránsito supuestamente desmantelada y sin recursos, la falta de políticas integrales en la materia, la necesidad de incorporación y mejoramiento de la infraestructura -estado de calles, ciclovías, equipamiento, etc.- son la imagen de una ciudad que por lo menos en esta materia no sabe a donde va y se erige entre las mas peligrosas del país.

Y en este punto ponemos el acento. ¿Cuanto recauda la ciudad en materia de multas vinculadas al tránsito? ¿Cuanto recauda en materia de gastos que se generan para obtener la licencia de conducir? ¿Cuantos otros recursos municipales propios -por ejemplo SES- y no propios -por ejemplo bacheos, construcción o remodelación de avenidas- engrosan las arcas municipales?
Entonces, como puede ser que exista -según los propios funcionarios- una dirección desmantelada y sin recursos.
Por otra parte, ¿Quien desarrolla una política global en la materia en la gestión municipal? ¿Quien planifica? ¿Quien coordina distintas áreas que dependen de distintas Secretarías como por ejemplo Planeamiento, Obras Públicas, Servicios Públicos?

Las políticas de tránsito no deben ser políticas aisladas, ni deben pertenecer a una sola gestión, ni se deben ejecutar según los caprichos de ningún funcionario de turno. Por que si seguimos así, así vamos a seguir estando.

Es este ejemplo clarificador de la importancia de ordenar y transparentar los gastos y las erogaciones. El Municipio presupuestó para el período 2005 mas de $1.100.000 en concepto de multas. Ingresaron fondos además en otros conceptos como SES y otras tasas vinculadas.

Hace aproximadamente un año re-presentamos el Proyecto de Ordenanza para la Creación del Instituto Municipal del Transito con el objeto de que exista un organismo que planifique y ejecute políticas en esta materia y que se financie con aquellas recaudaciones vinculadas.

Entendemos que es la hora de mirar hacia allí y empezar a dejar de improvisar.